Biblioteca Noches Vampíricas

Pensé en cerrar el blog, porque ya no puedo manejarlo... pero dado que algunos todavía buscan los libros que aquí pongo, lo dejaré abierto, pero no por los links, varios YA NO ANDAN, por eso a cambio les dejo el LINK DE LA BIBLIOTECA DE ONEDRIVE EN LA IMAGEN, acá hay más libros de los que figuran en el blog, no voy a actulizarlo, pero todavía pueden encontrar algunos. Acá abajo hay links más directos que están divididos por "genero".
  • Chick Lit
  • Contemporánea
  • Erótica
  • Fantasía/C. Ficción
  • Histórica
  • Juvenil
  • Terror
  • GRACIAS, y disculpen las molestias.
    NOCHES VAMPÍRICAS

    27 enero 2012

    Viernes!!! Noche de Relatos!!

    Hola a Tod@s!! Esta Noche les traemos el primer relato del blog!! Muchísimas Gracias Oda ;) por colaborar con tu relato.



    Escape al Paraíso

    Ya no tenía más sentido, en pocas horas todas habría terminado, yo estaba crucificado y no era una metáfora. Mis manos estaban atravesadas por clavos al igual que mis pies. Los sacerdotes me torturaban, a pesar de que el vaticano siempre había querido la paz con los vampiros existían devotos que estaban cegados por la Fe, una fe que no les dejaba ver que nosotros también éramos criaturas con sentimientos, capaces de convivir con ellos.

    Deje caer mi cabeza porque ya no tenía sentido seguir resistiéndome. En ese momento escuche que ellos murmuraban algo, decían algo de inspeccionar mi sangre, decían que el pecado que llevamos los vampiros desde nuestro nacimiento por nacer como seres que tienen la naturaleza de atentar contra la humanidad podría estar materializado en nuestra sangre. Era cierto que nuestros poderes recaen en la sangre, es decir, en el mundo de los vampiros también existen diferentes tipos de sangres y cada una de ellas nos brinda atributos diferentes que se transmiten de generación en generación. Por eso las familias más poderosas de nuestro mundo permiten el casamiento entre hermanos, para evitar que la sangre se manche y mantener pura la cadena de poderes.

    Sentía que algo se introdujo en mi brazo izquierdo así que trate de levantar la cabeza y aclararme la vista, uno de los curas me había abierto otra herida más con un cuchillo y ponía la sangre que derramaba en un frasco.

    Me sentía completamente traicionado. Después de tanto tiempo de trabajar para la Santa Iglesia de Roma como embajador de los de mi mundo para culminar con los tratados de paz, estos malditos sacerdotes me tomaron prisionero y divulgaron la mentira de que los vampiros no íbamos a negociar con los humanos por eso yo me había marchado.

    Trate una vez mas de liberarme, pero no tenía sentido, los clavos eran de plata, un veneno para los de mi especie. De nuevo deje caer la cabeza y me rendí.

    -¡No te rindas no te dejare morir! Ahora suéltenlo en orden del Cardenal Augusto- dijo una voz femenina.

    -No vamos a dejar que interfieras en esto, no podemos ser interrumpidos en nuestra investigación y mucho menos por una mujer.

    -Sacerdotes Marlon y Santiago, quedan bajo arresto por llevar a cabo investigaciones clandestinas y emplear métodos de torturas que nuestra iglesia prohíbe, soy Alice del departamento de Asuntos Celestiales bajo el mando del cardenal Augusto los llevare ante un tribunal de faltas- la voz de esa joven me parecía tan familiar

    -Jamás habíamos oído de ese departamento, déjate de mentiras niña- pude oír como uno de los sacerdotes le discutía y parecía enfundar un arma.

    En ese momento todo se volvió confuso escuche disparos y gritos, luego perdí el conocimientos. 

    Me desperté en una cama con las manos y los pies vendados, el dolor casi se había ido. Miré por la ventana y todo era un caos, las calles estaban llenas de sangre y gente que moría. Vampiros y humanos peleaban por todos lados, sentí una presión en el pecho y tuve que sentarme. En ese momento la puerta de la habitación en donde estaba se abrió y apareció una figura femenina vestida con un uniforme de la armada de los vampiros, detrás de ella podía distinguirse un sujeto mayor con una túnica de la iglesia.

    -Lo lamento embajador, no pude rescatarlo a tiempo, la guerra se ha desatado-dijo la muchacha y se arrodillo frente a mí.

    En ese momento mis ojos se llenaron de lágrimas, y no pude evitar correr a abrazar a esa persona que no había reconocido en su momento.

    -¡¡Hermana!! Por fin puedo volver a verte, pensé que habías muerto aquella noche que los sacerdotes emboscaron nuestra casa y se llevaron a nuestros padres- quería abrazarla fuerte pero note que su hombro estaba herido- ¿pero qué…que te paso?

    -No es nada Abel, solo una herida de batalla, soy una vampiresa así que sanara en un par de horas. Ahora debemos escapar a la capital de nuestro imperio e informarles de que hay un grupo de la iglesia que actúa independientemente, el cardenal Augusto nos acompañará- dijo mi hermana refiriéndose al hombre que estaba parado detrás de ella- es la única forma de detener la guerra Abel.

    Lo mire con cierto recelo, no podía confiar más en los humanos, pero si en mi hermana así que sin más remedio partimos hacia nuestro imperio por unos caminos que pasaban por debajo de la ciudad. Estaban muy deteriorados y al parecer nadie los había usado hacia ya mucho tiempo. Mi hermana y yo podíamos ver en la oscuridad pero el sacerdote se llevó una lámpara

    En un momento todo comenzó a temblar, seguramente una bomba había explotado en la superficie. Me volteé  para cerciorarme de que todo estaba bien, pero al dar la vuelta me di cuenta de que no todo estaba bien. Un montón de escombros me había apartado de mi hermana y del cardenal.

    -Hermana…¡¡Hermana!! Por favor Alice respóndeme- grité y llore por horas pero no recibí ninguna respuesta. 

    Esa fue la última vez que supe de Alice. Ahora hay paz entre los dos reinos, pero cada vez que paso por esta plaza y veo su estatua la cual construyeron en honor a su heroísmo en la guerra me dan ganas de destruirla con mis propias manos. Ese tipo de estatuas se hacen en honor a la gente muerta, y yo me negaba a creer que mi hermana había muerto. Oí que mi mayordomo me llamaba diciendo que había alguien que quería verme, la primera persona en la que pensé era ella sin embargo mi esperanza era débil. Sin más remedio emprendí el regreso a mi hogar a través de la calle y deje en esa plaza adornada con flores, el “homenaje “a mi hermana muerta. 
    Oda


    Muy bien! Ahora les toca a ustedes ser agradecid@s y dejar sus comentarios para felicitar a Oda por su maravilloso relato!! 

    Goodbye!!!!!

    No hay comentarios:

    Si no ves el cuadro de seguidores haz click en esta imagen.

    Convertidos:

    Anunciar links rotos en:

    Noches_vampiricas@hotmail.com
    Aclaración: no realizamos el trabajo de traducción de libros. Estos proceden de diferentes links que se encuentran disponibles en la red. Agradecemos a todos los que se toman el trabajo de traducir. Compartimos con el único fin de difundir la literatura, sin ánimos de lucro. No olviden que si les gusta el libro, siempre es mejor comprar la copia original. =)
    Atte.
    Noches Vampíricas